Saborea las ocho estaciones de Laponia

4 minute read

Credits: Marko Vasara

Disfruta de la naturaleza ártica... en un plato

Muchas regiones pueden presumir de tener cuatro preciosas estaciones, pero es difícil superar a Laponia, donde los lugareños, muy atentos a los matices de los cambios de estación, dicen que en realidad hay ocho. Esta diversidad se ve reflejada en los productos locales y en las recetas finlandesas, puesto que cada estación proporciona una nueva cosecha con su propio y exclusivo terruño.

Sirly Ylläsjärvi y Heidi Seikkula son las cofundadoras del hotel boutique Aurora Estate en Kolari. En su restaurante, Ylläsjärvi y Seikkula utilizan ingredientes responsables y de temporada. Cuando no están ejerciendo las funciones de anfitrionas o cocineras, se las puede encontrar metidas hasta la cintura pescando en ríos helados.

Aquí, Ylläsjärvi nos guía por las ocho estaciones de Laponia, maridándolas con el plato ideal de su libro Recipes and Unforgettable Experiences (Recetas y experiencias inolvidables). Las ocho estaciones de Laponia.

Credits: Marko Vasara

Invierno: Navidad

«El año empieza con un invierno frío y oscuro. En las zonas más septentrionales, el sol tarda más de un mes en aparecer por encima del horizonte. Para entonces, toda Laponia suele estar totalmente cubierta de nieve, ¡lo que refleja la luz natural de forma espectacular! La época navideña en la oscuridad, lo que se conoce como ‘noche polar’, es verdaderamente mágica».

Sabores: Ninguna mesa navideña está completa sin el pan de Navidad, un pan de centeno meloso elaborado con suero de mantequilla y especias, una receta tradicional finlandesa. Ylläsjärvi añade al suyo zumo de naranja y malta de cerveza para darle un toque extra de sabor.

Finales de invierno: época de heladas

«Puedes vivir la ‘hora azul’ por la tarde, justo cuando la luz del día deja paso a la noche. Con las gélidas temperaturas y menos nieve, es el momento ideal para contemplar la aurora boreal. En la época más oscura del año, algunas de las actividades más populares en Laponia son las saunas o la natación de hielo, así como disfrutar de sopas contundentes, zumos de bayas caseros y vinos tintos con cuerpo o vino caliente especiado».

Sabores: Aunque sean originarios de Rusia, los finlandeses han adoptado los blinis como suyos. Eso sí, olvídate del diminuto canapé, en Finlandia los blinis son de un tamaño considerable y se sirven con huevas de corégono o reno ahumado, apilados con pepinillos, cebolla y remolacha.

Credits: : Tommi Hynynen

Primavera: nieve crujiente

«En primavera, el sol brilla con fuerza y las temperaturas pueden superar ampliamente los cero grados, pero las noches siguen siendo frías. Las temperaturas pueden fluctuar mucho y es habitual tener vientos fuertes y tormentas de nieve. En primavera, la gente pasa cada vez más tiempo al aire libre practicando esquí de fondo, esquí alpino, esquí de travesía y usando el trineo, que son actividades de eficacia probada para abrir el apetito».

Sabores: Los encurtidos y el curado son muy tradicionales en la cocina finlandesa como forma de conservar los productos de la cosecha de otoño durante los meses de invierno y hasta la primavera. Ylläsjärvi sugiere encurtir cebollas rojas y servirlas con tartar o carne de reno ahumada; la cantidad perfecta de acidez en contraste con el sabor umami.

Credits: Juha Laine

Finales de primavera: el hielo se despide

«Al llegar la primavera y el verano, desaparece el hielo. Los habitantes del sur de Finlandia empiezan a preparar sus jardines para el verano, mientras que algunos todavía aprovechan para ir a pescar en el hielo, aunque hay que saber adónde ir. Los montones acumulados de nieve pueden alcanzar el medio metro de altura, pero los senderos ya no tienen que recorrerse con esquís o motos de nieve. Podrías subir a una colina y bajar esquiando con solo una camiseta y pantalones cortos. También es una época fantástica para aventurarse a probar deslizadores o las tradicionales raquetas de nieve».

Sabores: Los días son cada vez más largos y luminosos, así que hay que celebrarlo. La tarta de almendra es un bizcocho muy delicado, ideal para estos días de más luz.

Credits: : Tommi Hynynen
Credits:: Juha Laine

Verano: sol de medianoche

«En verano, las noches blancas se suceden semana tras semana. El sol permanece en el firmamento las 24 horas del día, sin ocultarse en el horizonte durante semanas. La noche blanca (también conocida como día polar) es la antítesis de la noche polar, también conocida como ‘kaamos’. Es maravilloso salir a pescar incluso de noche o montar a caballo y hacer senderismo por las colinas. En verano, puedes recoger muchas hierbas en la naturaleza. Los arándanos son las primeras bayas silvestres en madurar».

Sabores: El toast skagen se podría describir como una tostada de gambas, pero es mucho más que eso. El secreto de su sabor son los ingredientes frescos (langostinos dulces y salados, crema agria ácida) y quizás una copa de champán para celebrar el sol de medianoche.

Credits: Markus Kiili

Finales del verano: temporada de cosecha

«Antes de que lleguen los tonos rojizos del otoño y las primeras heladas nocturnas, toca recoger la cosecha de verano. En agosto, puedes llenar tus cestas de setas, moras de los pantanos, arándanos rojos y bayas de cuervo. ¿Hay algo más delicioso que una sopa casera de setas recogidas por ti? A finales del verano, la mayoría de los mosquitos han desaparecido y empiezan a llegar los crepúsculos. No hay nada más bonito que calentar una sauna de humo, darse un chapuzón en el lago y disfrutar de los colores del atardecer en una tarde de verano.

Sabores: El salmón flameado es un plato muy popular en Laponia. Es uno de los preferidos cuando se va de camping, ya que se prepara directamente en la hoguera. Prueba este jugoso pescado junto al lago después de pasar todo el día nadando en el agua.

Credits: Tommi Hynynen

Otoño: una estación de colorido

Credits: Harri Tarvainen

«El otoño también es cuando empieza la temporada de caza. Es un pasatiempo muy popular en Laponia, ya que mucha gente llena sus congeladores de caza de cara al invierno. Se encuentra mucha carne de reno en esta época del año, con la que se prepara el mejor tartar del mundo».

Sabores: Este es el momento de disfrutar de la famosa fiesta de cangrejos de río. Este marisco de intenso color rojo se come con las manos y se disfruta acompañado de canciones típicas y aquavit (una bebida destilada). Arremángate y no tengas miedo de chupar la cabeza: es lo que mejor sabe.

Finales de otoño: primeras nevadas

Credits: Tommi Hynynen

«A finales del otoño, cuando llegan las primeras nevadas, todo se vuelve más tranquilo en Laponia y es la época del año en que algunos de los lugareños deciden irse de vacaciones a otra parte. Es una estación larga y oscura, pero también ofrece la oportunidad de ver la aurora boreal en el cielo. Cuando la nieve llega para quedarse, se suele dejar de cazar y pescar. Es el momento de respirar y guardar fuerzas para el invierno».

Sabores: El tartar de reno es una de las mejores formas de disfrutar de la carne más abundante de Finlandia. Este sencillo plato hace que destaque el sabor salvaje y apimentado de la carne.

Credits: Markus Kiili